La cancelación de un contrato con una compañía de cable nos puede salir tan caro,  que aveces preferimos seguir con el mismo proveedor que pagar esa multa.