Las series cortas son producciones que generalmente no pasan de 5 o 6 capítulos, con el propósito de entretener por un período corto