Las series de comedia nos permiten olvidar el estrés y entretenernos por varias horas. Los momentos más memorables siempre se pasan entre entre risas y gran compañía.