Hay pocas cosas más decepcionantes que enterarte que el smart tv que acabas de comprar por una gran cantidad de dinero estará a mitad de precio.